Ir a la pagina prinicipal de Hotel Maidith White Cove galapagos HOME.......................... Cambiar a idioma ingles English
Prom Hotels & Resorts

Hotel Maidith, Galapagos, logotipo

Fauna - Galapagos

Las características de su fauna y flora convierten a las Islas Galápagos en un territorio único en el mundo. La naturaleza extraordinaria de las islas ha impresionado a naturalistas, científicos diversos y visitantes. En 1930 empieza la preocupación de las autoridades del Ecuador y de los científicos del mundo para evitar que se destruya este museo natural. En 1936 se declaran zonas de reserva de flora y fauna a 14 islas del archipiélago.

El gran interés científico y turístico a nivel mundial por este archipiélago ha sido originado, en gran parte, por la facilidad para observar diferentes especies de una fauna variada que incluye a la tortuga gigante, su promedio de vida es 150 años, de la cual persisten 11 de las 14 subespecies originales.

La iguana marina es también de suma importancia, por constituir el único reptil adaptado a la vida del mar. El gran número y variedad de aves constituyen un gran interés para científicos y turistas, alrededor de 56 variedades habitan el archipiélago, de las cuales cerca de 27 se encuentran sólo en Galápagos y algunas son endémicas de una sola isla.

Galápagos posee una fauna terrestre y marina muy diversa e impresionante como las iguanas marina y terrestre, lobo de dos pelos, gavilán de galápagos, garza de lava, iguana terrestre de Santa F, gaviotas de cola bifurcada y de lava, albatros de galápagos, culebra, fragatas real y común, tortuga gigante, pinzones de Darwin, murciélago de galápagos, ballena jorobada, cormorán, el cucuve, rata endémica, ratón de galápagos, flamingo, pingüino de galápagos, que viven en las zonas más frías, piqueros, lobo marino, la lagartija de lava y la golondrina.

El resto de fauna terrestre, como cabras, asnos, cerdos, caballos, vacas, perros, gatos y ratas, ha sido introducida desde el continente por piratas, balleneros y colonos en los últimos siglos.
Las islas Galápagos están consideradas como el mayor laboratorio natural del mundo. Antes de Darwin, la teoría de la inmunidad de las especies no era cuestionada. La teoría de la evolución de Darwin cambió el panorama científico. Cuando Charles Darwin visito las islas, estudió algunas especies, principalmente los pinzones y las tortugas, de sus estudios, concluyó que estas especies habían evolucionado de distintas formas en cada isla. La naturaleza había dispuesto que se adaptase mejor al medio ambiente para aumentar sus probabilidades de supervivencia.
Según el Plan de Manejo del Parque establece que la biodiversidad faunística totaliza 137 especies animales de las cuales 108 son de aves, 12 de mamíferos y 17 reptiles. En Galápagos no hay anfibios.

 

Flora - Galapagos

Se han identificado en el Archipiélago 220 especies de plantas endémicas, 399 nativas y 119 introducidas; esta flora fue transportada por los vientos, el mar, el hombre o bien por las propias aves que emigraron desde el continente llevando en sus plumas, patas y picos algunas semillas y esporas que pudieron germinar en el suelo insular, modificando, con el transcurrir del tiempo, su propia estructura y fisiología como resultado de su aclimatación al nuevo medio de vida. Debido a estas adaptaciones algunas especies de las islas son únicas en el mundo, y muchas son similares a las del continente americano.

Se estima que tanto la flora como la fauna no son originarias de las islas, sino que fueron transportadas desde el continente. Semillas o esporas que han pasado de una isla a otra han originado especies enteramente nuevas donde se ha repetido el proceso de evolución.

Todas estas especies, lo mismo que las zoológicas, han realizado el proceso de "adaptación al ambiente" como lo demostró Darwin.
En las islas bajas se observan paisajes desérticos debido a la baja humedad del ambiente y a la falta de lluvias. En cambio, las que son más elevadas reciben lloviznas y aguaceros más frecuentes por lo que poseen una mayor presencia de vegetación.

En la zona húmeda baja crecen grandes helechos y otras variedades siempre verdes (matasanos, uñas de gato, rodillas de caballos, etc.). En la zona húmeda alta (entre 200 y 500 mts. de altura) crecen el guayabillo, pasiflora, cafetillo, musgos, hongos, huaicundos. Abunda el árbol de la guayaba u otras especies del páramo andino. Se han sembrado cítricos que se desarrollan en forma exuberante, lo mismo que hortalizas, maíz y papa. Los suelos favorables para la agricultura son reducidos llegan únicamente a una 10% de la superficie total.

En las islas mayores de Galápagos se han establecido cuatro zonas ecológicas: del litoral, baja o seca, de transición y húmeda. En la primera se encuentra especies como arrayancillo, mangle como el rojo, jelí y blanco y monte salado. En la segunda zona crecen el cactus, palo santo, algarrobo, manzanillo, chala, y muyuyo.

En la zona de transcisión se presentan árboles de mayor altura, platas epifitas y hierbas perennes. Entre las variedades más conocidas están la uña de gato y la espuela de gallo.

Y en la parte húmeda existe el cogojo, guayabillo, uña de gato, cafetillo, pasiflora y algunos tipos de musgo, helechos y hongos. La flora abarca un total de 932 especies, 7 maderables y 925 no maderables.

Las especies endémicas únicamente localizadas en la región, comprende una población faunística de 77 tipos de aves, 60 de peces y 233 del reino vegetal.

.

PromocionesDescargas

>>
Contenidos exclusivos para nuestros clientes.

Galeria
Fotografica

Conozca y disfrute la belleza de estos encantos naturales

InformacionGalapagos

>>
Información Referencial de las Islas Galápagos